El grupo creativo Once presentó este fin de semana en Fábrica de Arte Cubano (FAC) la exposición WaDaFAC, una serie compuesta por luminarias únicas elaboradas con piezas de motor de barco, bombas de lámparas antiguas y otros elementos reciclados.

Integrado por Annia Benítez y Julio Alberto Pérez, el binomio partió del concepto de creación divertida e interactiva, para dar un uso alternativo e ingenioso a los diversos materiales encontrados. Para ambos, "…el proceso fluyó como un juego de Tetris donde íbamos averiguando donde encajaban las partes", aseguran.

"Yo estudié Derecho, y luego Licenciatura en Turismo. Por cuestiones de trabajo comencé un día a colaborar con Julio, que es diseñador gráfico, y durante ese proyecto nos percatamos de que teníamos muchas cosas en común, confluíamos en disímiles aspectos. Yo quería hacer una muestra de lámparas, así que nos pusimos manos a la obra", comentó Annia, momentos antes de la inauguración de la muestra, abierta en FAC hasta el próximo dos de diciembre.

Desde el nombre de la serie se evidencia la esencia picaresca de su obra. El grupo creativo Once, con apenas un año de formación, puede distinguirse por la jovialidad y la frescura de sus diseños, entendidos también como mensajes para los usuarios interesados en las luminarias originales.

"La idea es lograr que el público interactúe con nuestras lámparas, que sea entretenido y funcional", apuntó Julio Alberto quien señaló, además, que la selección está compuesta precisamente por once piezas.

"Creemos que exponer en FAC tiene mucho que ver con nuestro enfoque. La idea de la conexión de los elementos reciclados y los usos alternativos está presente en esta institución y, por supuesto, en WaDaFAC", confesó Benítez.

Para concluir, ambos afirmaron que al cierre de la exhibición algunas de las luminarias pasarán a formar parte de Fábrica y que prevén, en un futuro inmediato, retomar sus trabajos de mueblería e incursionar en otras áreas del diseño industrial.